jueves, 20 de mayo de 2010

Trabajo Práctico: pobreza y deporte en el año del bicentenario.




Pobreza y Deporte en el año del bicentenario

El deporte fue utilizado en sus comienzos en los internados ingleses como práctica moralizadora y pacificadora para las futuras generaciones de las clases altas. Su acercamiento a otros estratos de la sociedad como la burguesía y las clases más bajas se debió a la progresiva industrialización que tuvo como consecuencia un aumento del tiempo libre para un posible uso deportivo. Esto hizo que los deportes inicialmente introducidos por y para las clases sociales dominantes, se convirtieran en prácticas cercanas a todos los estamentos sociales.
¿Qué sucedió cuando el deporte se convirtió en deporte para todos?. Goffman (citado en Bourdie, 1992) lo describe al hablar de “el rol de la distancia”. Las clases dominantes buscaron distanciarse de las prácticas que eran inicialmente “suyas” y que con el desarrollo social se habían convertido en un “de todos”. Esta distancia de la que habla Goffman hizo que las clases altas dejaran sus prácticas habituales y buscaran nuevas actividades deportivas que tuvieran ciertas características que las distinguieran de otras “abrazadas por las trabajadores”.Estos deportes debían ser:
novedosos, exclusivos y que los valores representativos fueran propios de su clase.

El deporte puede trascender las barreras que dividen a las sociedades, lo que la convierte en una poderosa herramienta para apoyar la prevención de conflictos y los esfuerzos para construir la paz, tanto simbólicamente en el ámbito global como de forma muy práctica dentro de las propias comunidades. Cuando se aplican de forma eficaz, los programas deportivos promueven la integración social y fomentan la tolerancia, ayudando a reducir las tensiones y a generar diálogo. El poder de convocatoria del deporte le convierte en una herramienta, además,
convincente para la promoción y la comunicación.

Raggio Erika
5to "A"